Play Noticias

En la Duma/Declinan ejercer control político en caso de contratación del Hospital Cari

febrero 4, 2020

Por: Redacción.

*Por no dejar hablar al gerente Ulahy Beltrán por contrato con gestor.

Es la Asamblea Departamental el escenario de los ciudadanos para ejercer por Delegación el control político a los funcionarios encargados de administrar los asuntos de interés general, en los cuales está comprometida la funcionaria pública en la salvaguarda del patrimonio público.

No puede calificarse menos que descortés, si es que no existen consecuencias disciplinarias, la conducta asumida por su presidente, diputado Gersel Pérez Altamiranda, de haber citado al recinto de la plenaria al gerente del Hospital, Ulahy Beltrán López, para que explicara los pormenores del Contrato de Gestión No. 690, celebrado el 27 de diciembre de 2019, con el Consorcio Gestor Hospitalario del Caribe, y después de haber escuchado por más de una hora la convocante, diputada Lourdes López, tomara la arbitraria decisión de no darle la palabra al personaje principal, el funcionario citado.

Se privó así al Departamento, al cual se deben los diputados, en su función representativa de los intereses de todos los ciudadanos de esta entidad territorial, de saber cómo fue fundamentada la decisión de la Junta Directiva del Hospital Universitario ESE Cari, que autorizó a su Gerente, Ulahy Beltrán López, para que contratara un operador, bajo un modelo contractual que, al decir del funcionario, significa la salvación del ente descentralizado de salud departamental, de no ser privatizado, como lo anunciaron, quienes asumirían la conducción del gobierno.

Quedó pendulando en el ambiente la razón por la cual la Asamblea Departamental del Atlántico no asumió su rol durante más de cinco años que el Hospital Universitario ESE Cari estuvo a la deriva en manos de un sector político afecto al gobierno liberal de Eduardo Verano De la Rosa, en los cuales se redujo la facturación en más de un 500%, cerró la sala de urgencias, redujo la prestación del servicio de alta complejidad, y se convirtió en un remisor de pacientes a las IPS, incluyendo a los del SOAT, que hoy respiran por la herida.

La presencia de los entes de control, Procuraduría General de Nación, Contraloría General de la República, a quienes la gobernadora, Elsa Noguera De la Espriella, ha acudido para pedir que suspendan al gerente del Hospital Universitario ESE, Ulahy Beltrán López, más las manifestaciones de la diputada Lourdes López desde la Asamblea Departamental el día martes 28 de enero pasado, con todo un coro en los medios, dirigidos a bombardear el contrato de gestión, es asunto que requiere más de un debate público, con los actores, para saber qué se proponen con el único ente de tercer nivel de carácter público del departamento del Atlántico, que corre el riesgo de desaparecer.

Se calcula que la inversión en infraestructura por el contratista, Consorcio Gestor Hospitalario del Caribe, será superior a los $40.000 millones de pesos, y entregara al CARI el 9% por la venta de servicios de salud, sin afectar el presupuesto ni a sus trabajadores.

Conviene a este debate conocer la posición que ha de adoptar la Universidad del Atlántico, ya que la naturaleza del Hospital es docente, de ahí su denominación de “Universitario”, con el cual varias universidades privadas del país tienen celebrado contratos o convenios académicos de rotación, menos la Universidad del Atlántico.
Del reciente conversatorio de esta casa periodística con los profesores, estudiantes, egresados, pensionados y directivos de la Universidad del Atlántico, un importante académico manifestaba que la Facultad de Medicina de la Universidad del Atlántico ya tenía su Programa de Medicina aprobado por el Consejo Académico, y que debería ser el Hospital Universitario, el centro donde roten los estudiantes que se matriculen y constituyan sus futuras promociones.

Se recordó la abultada deuda que tiene contraída la Nación y el Departamento con la Universidad del Atlántico, por la cual varias rectorías, desde Ubaldo Enrique Meza, con énfasis en el periodo de Ana Sofía Mesa, y las tres últimas encargadas, han venido reclamando formalmente en los estrados judiciales, y que podría servir para pagar la deuda del Hospital y adscribirlo, totalmente saneado, a la Universidad del Atlántico.

Pensar que el Hospital Universitario ESE Cari pueda ser despedazado, por un lado, la atención mental, y por el otro, la de Alta Complejidad, liquidándolo, y asumiendo esta última y cardinal razón de ser del centro de salud una entidad distinta a la actual, suprimiendo la condición de ESE CARI, que le da la Ley 100 de 1993, es igual a dejar al Departamento del Atlántico, huérfano de un Hospital Público, estatal, que puede seguir operando bajo modalidad o adoptando contrataciones propias de los modelos que Barranquilla, con Edubar, y el departamento, con el sector privado, aplican en múltiples actividades de incidencia diaria, como registro mercantil, cámaras de multas de tránsito, proyecto urbanístico del sector oficial y vivienda en La Loma, sociedad Transmetro y la constituida para el recaudo diario, las Apuestas, el Carnaval, los entes ubicados en la antigua Aduana de Barranquilla, la nueva Plaza de Puerto Colombia, entre otros.

La ciudad de Barranquilla y el departamento del Atlántico esperan de su Asamblea Departamental el ejercicio constitucional y legal de sus funciones como ente de control político para escuchar al Gerente del Hospital Universitario ESE Cari sobre el futuro de la entidad, invitando también, a la Universidad del Atlántico, para conocer la opinión del principal centro de educación de la Costa Caribe, próximo a abrir su Facultad de Medicina, y con el músculo financiero suficiente, en manos de la Nación y el Departamento, para asumir, como lo hace Antioquia, con su Hospital Pablo Emilio Tobón, y la Universidad Nacional con el San Juan de Dios, al Hospital Universitario ESE Cari, como parte de su oferta académica y de servicio de Salud.

#playnoticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *