Ante el COVID 19, la humanidad se juega el partido de su vida

19/06/2020 06:20 p.m.

Por: Jaime Guzmán

No es una película de terror, menos una tragedia griega, tampoco una final de un certamen deportivo y aunque todos manifiestan a diario lo que este virus representa, quizá no haya mayor angustia que la incertidumbre del progreso del hombre en el mañana.

Posiblemente estemos a comienzos de un apocalipsis, y sin embargo vemos gestos en diferentes deportistas como artistas y personas del común que buscan con sus nobles hechos una solución.

Gestos que observamos cuando miran hacia el cielo en señal de arrebatarle al mismo firmamento, la esperanza de ganar el juego decisivo.

Partiendo del ejemplo anterior, el suspenso con el pasar de los días invade en el “terreno de juego” pues el hombre como personificación de un equipo no cesa en investigar y conseguir superar y ganar semejante drama… Tal vez, el más trascendental en esta era… no duerme peleando para no caer como equipo a un descenso, o perder un clásico o una final en el minuto de Dios, ya que se juega la vida y su propia existencia que es tan solo una.

Parecerá mentira, pero en esta oportunidad la mejor manera de derrotar al COVID 19 no depende de invocar a los héroes de las cintas de cine, o de la literatura cuyo poder era cercano a un dios griego o romano o semi dios como Hércules o Perseo, no.

En esta ocasión, la fantasía vuelve a perder ante la dimensión de la realidad que hoy angustia a todos los habitantes del planeta y se puede evidenciar en los deportistas, personajes de la cultura que han hecho hasta lo imposible por enviar mensajes hasta el cansancio, “Quédate en casa” …

Y solo hay una forma de vencer esta pandemia, si todos jugamos en el mismo equipo. Así podemos anotar el punto que acabe con este adversario y empezar a mantener el invicto en la práctica de valores, ¿De lo contrario, para qué pensamos en trabajar unidos…

Nos dimos cuenta de que la Tierra se está acabando. Depende del ser humano que la técnica con que se maniobre a este rival arrincone entre las cuerdas al virus y lo tumbe a la lona. sin dejar de lado el sistema táctico para poderlo contrarrestar, ni olvidar de las estrategias y las virtudes que cada uno de nosotros utilicemos, seguramente ganaremos el “Juego de la vida”

Si, el mismo juego de la vida que mucho de nosotros hacíamos desde chicos… Esa expresión heroica para acabar el mal.

Definitivamente no hay mañana, el juego de la final es hoy. Y depende de ti estar entre los titulares del encuentro, porque si no saldrás expulsado y no se sabrá más de lo que hiciste y vas directo a un encuentro celestial y ya para que… Si no hiciste lo mejor por los tuyos, por otros y en especial por todos.

Así que no esperes en el banquillo donde se te puede decir que hacer en el juego que depende de ti, exclusivamente de ti. Seguro que esta pelea, o encuentro lo ganaremos todos, pero hay que hacer en cada instante, lo que se debe hacer… Del placer y disfrutar de un título, llegará cuando todos estemos concentrados, partiendo de un buen equipo como indica la OMS.

Es la OMS, cuyos integrantes son los estrategas para que este juego definitivo lo venzamos y no perder la cabeza con lo que diga quizá un mandatario que no dimensiona el problema que se avecina pues otros países bien desarrollados en el ámbito cultural como deportivo están perdiendo el juego…

Y nosotros que ya estamos advertidos debemos estar preparados y concientizarnos que solo depende de nosotros vencer esta plaga. Si hacemos como es debido lo que no nos gusta hacer, en esta oportunidad, ganaremos el juego frente a un adversario difícil pero no invencible.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *