Según Fenalco, los tenderos serían los más perjudicados con la nueva reforma tributaria

115

*Aproximadamente, en Colombia existen 500.000 tiendas, la mayoría de ellas son estratos 1, 2 y 3. * Fenalco indica que es importante interceder por una implementación que no golpee a los pequeños comerciantes y tenderos.

A pesar de la coyuntura inflacionaria y la alta competencia, según registros de sus principales proveedores, la tienda de barrio ha logrado en lo corrido de este año exhibir crecimientos del orden del 7 % en las cantidades físicas vendidas, lo que pone de manifiesto, una vez más, la vigencia del canal tradicional en el país.

Pese al anterior contexto, según expone Fenalco existe una preocupación latente con la nueva reforma a los alimentos presentada dentro de la reforma tributaria. Los alimentos ultra procesados, que son unos de los elementos que se les aplicará el impuesto, son los ítems que más venden los tenderos de los barrios, generando un efecto directo para ellos.

“Aproximadamente, en Colombia existen 500.000 tiendas, la mayoría de ellas son estratos 1,2 y 3. Por lo anterior, la reforma presentada se debe analizar profundamente y de forma integral, a fin de visualizar el impacto que puede tener en la economía del país”, expone Fenalco.

Fenalco explica que existen unas líneas de acción que son favorables, como otras que podrían generar un profundo impacto, no solamente a quienes cuentan con mayores ingresos y recursos, sino aquellas acciones relacionadas con los impuestos a las bebidas azucaradas y ultra procesadas, productos que manejan los tenderos de los estratos más bajos.

En este sentido, Fenalco indica que es importante interceder por una implementación que no golpee a los pequeños comerciantes y tenderos: “para ellos, lo que pase con estos productos los impactará directamente porque dentro de sus productos están las bebidas azucaradas, entre ellas las gaseosas, que es uno de sus principales productos de venta. Si venden gaseosas y ahora las van a gravar con un impuesto, disminuirán las ventas. Es así de sencillo el negocio de los tenderos, es angustiante para ellos que cuando empiece a regir este tributo, se embolatarán las ganancias diarias y les tocará recurrir a otra línea de ventas”.

Petición de los tenderos

De acuerdo con las declaraciones recogidas por Fenalco, el gremio de tenderos pide, “encarecidamente al Ministerio de Hacienda que se recapacite sobre la idea de gravar las bebidas azucaradas y alimentos ultra procesados, porque no favorece a los tenderos que están recuperándose económicamente a raíz de la pandemia. Es discutible observar cómo se rigen impuestos que perjudican el bolsillo de la gente”.

Fenalco dice que si se le hace un zoom al detalle de los alimentos y bebidas a los que se les aplicará dicho impuesto del 10 %, se tiene que, para una persona comprar dichos productos que si hoy debe invertir una suma de $111.306, con las imposiciones del Gobierno en su actual reforma tributaria dicha inversión aumentaría en $11.131, teniendo un total de $122.437, sin desconocer que sus ingresos económicos serán los mismos, por tal motivo, la economía de los colombianos comenzará a lastimarse mucho más.