Sobre tres presidentes del Caribe colombiano antecesores a Gustavo Petro

656

Por Evaristo Mestra Martínez
Colectivo cultural Salsanroqueonline

Con la llegada de Gustavo Petro Urrego como primer mandatario de Colombia, muchos colombianos piensan que es el primer presidente de la región del Caribe que alcanza esta designación popular. Lo cual no es ciertamente, tres costeños (como se les denomina a los oriundos y habitantes de la Región Caribe) han ejercido la presidencia de lo que hoy se conoce como Republica de Colombia. Se trata de Juan José Nieto Gil, Rafael Núñez Moledo y José María Campo Serrano.

Son expresidentes que compartieron los mismos territorios y fueron contemporáneos en tiempo y espacio, pero opositores en sus ideas políticas y económicas; por lo que Juan José Nieto, Rafael Núñez y José María Campo Serrano son protagonistas de una historia viva de Colombia.

Las vidas en un paralelo
Tanto Juan José Nieto como Rafael Núñez nacen y desarrollan gran parte de su niñez, juventud y sus carreras políticas en la provincia de Cartagena. Nieto Gil abre sus ojos en 1.805 en Loma del Muerto del corregimiento de Sibarco, jurisdicción actual del municipio Baranoa, nace debajo de un árbol de Matarratón, en ese tiempo el departamento del Atlántico hacía parte del territorio de Cartagena; por otro lado, Rafael Núñez nace propiamente en Cartagena de Indias en 1825. Por otro lado, Campo Serrano nace en Santa Marta en 1834.

Juan José Nieto muere en 1.866 a los 61 años, Rafael Núñez parte en 1894 a los 69 años y José M. Campo Serrano en 1915 a los 82.

De los orígenes

Juan José Nieto provenía de un hogar con apremios económicos, su padre era partero, albañil y comerciante, con una situación similar, José María Campo Serrano logró estudiar en el seminario conciliar de su ciudad natal y en el Colegio Provincial de Santander; al contrario, Núñez provenía de una clase económica y política acomodada de Cartagena de Indias.

Juan José Nieto fue un autodidacta, aprendió a leer en su natal Baranoa, y a través de la lectura tuvo acceso privilegiado al conocimiento de los libros de carácter político, histórico y de literatura. Rafael Núñez proveniente de una familia con poder político, integrante de la nueva burguesía republicana.

El liderazgo

El liderazgo es el criterio común que mostraron los tres políticos. En Juan José Nieto era visible, su carisma con la clase popular. La    entrada al mundo político se facilitó a través de su esposa María Margarita del Carmen Ponce de León, hija de un comerciante canario, también lo impulsa su afiliación a la logia masónica. A Núñez lo catapultan su trayectoria diplomática, sus estudios académicos, el poder político y económico de la familia, pero ante todo su liderazgo y la visión de patria. Por su parte Campo Serrano mostró el liderazgo en el campo administrativo, militar y político

Un Juan José Nieto triétnico, descrito por Orlando Fals Borda como de piel negra, con ojos verdes, cabello negro y rizado, nariz recta, de contextura fornida y labios finos. Destilaba ya el caribe, era fiestero y mujeriego. Totalmente opuesto al flemático Rafael Núñez, de raza blanca, quien se mostraba muy débil por su constantes recaída de salud, según Borda.

El espectro geopolítico
Los expresidentes transitan en un espacio político convulsionado en lo que se denominó los Estados Unidos de Colombia. Vivieron el caos de la transición de la monarquía a la constitución de la vida republicana. Fueron momentos de constantes insurrecciones de las provincias hacia el poder económico de Santa Fe de Bogotá. En sus inicios políticos compartieron una visión de consolidación política, económica y cultural de las provincias.

La guerra por la independencia dejó rastros de empobrecimiento, los costos fueron altos y el territorio de lo que es Colombia era precario económicamente, por lo que se urgen soluciones para solventar la pobreza y descontento de la población. Surgen así dos visiones políticamente encontradas: la federalista y la centralista. Para Fals Borda, Nieto Campo S. y Núñez, al principio fueron protagonistas de una visión visión que promovía la autonomía política y económica de las  regiones..

Legado político
Nieto Gil, condenado a muerte por sus ideas opositoras al centralismo, gracias a la intermediación de la logia masónica recibió la medida de exilio en Jamaica. Fue  el primer presidente constitucional de la Confederación Granadina en 1861.

En su carrera política, Nieto hizo parte del Partido Progresista (predecesor del Partido Liberal). Aplicó la abolición de la esclavitud, decisión que le dejó muchos contradictores de por vida en Cartagena, y sobre todo con el general Tomas Cipriano Mosquera.

Fue amigo del general Francisco de Paula Santander siendo muy nutrida su correspondencia donde siempre se evidencio su inclinación federalista.

Juan José Nieto, siempre promulgó por la autonomía política de las regiones, luchó por la consolidación económica y cultural del Bolívar y Cartagena como provincias. Jamás comulgó con la separación territorial de Cartagena, de Mompox o Panamá.

Fue diputado, militar y gobernador apoyó a los indígenas que reclamaban sus derechos a permanecer en sus resguardos, también inauguró en Cartagena la primera escuela primaria oficial de niñas y promovió la reconstrucción del Canal del Dique, el cual se encontraba en franco deterioro.

A su vez, Núñez inició en el partido liberal y fue ficha importante para la creación del partido Nacional, después partido Conservador. Fue cuatro veces presidente en los siguientes periodos: 1880-1882, 1884-1886, ambos en Estados Unidos de Colombia. Luego, 1887-1888, 1892-1894 en la actual Republica de Colombia.

Políticamente un día se acostó como liberal y se despertó como conservador, por esto es considerado traidor por sus contradictores.

Las principales contribuciones de Núñez se encuentran la creación del Banco Nacional, después transformado en el Banco de la República, es mente artífice de la constitución de 1.886 que sobrevivió hasta 1.991.

Impulsó el modelo político y económico centralista sin importar la concentración de riquezas en detrimento del empobrecimiento de las regiones y de los grupos poblacionales como los pueblos afros e indígenas.

En sus administraciones se inició la construcción fallida del canal de Panamá bajo la ingeniería del Francés Fernando de Lesseps. Su legado más celebre y popular es la autoría de la letra del himno nacional.

José María Campo Serrano, primer presidente de la República de Colombia entre 1886-1887. Asumió la presidencia por la enfermedad de Rafael Núñez. Fue el mandatario que sancionó la Constitución de 1886. De su gobierno destacan obras como el alumbrado eléctrico y agua potable para Bogotá y el impulso a los ferrocarriles de la Sabana y el Magdalena.

La separación
No se  puede ocultar lo que fueron sus ideas políticas y económicas: Juan José Nieto de corte federalista y Núñez y Campo Serrano  fervientes simpatizante del centralismo. El primero Liberal y los otros conservadores. Nieto progresista, Núñez y Campo Serrano con propuestas políticas más macroeconómicas.

Núñez y Campo Serrano tuvieron carreras políticas más longevas, lo que permitió ejecutar o dejar más productos políticos. Nieto, tuvo una vida política más corta, sobre todo por sus posturas opositoras al centralismo y también por su origen afro que era visto mal por las sociedades burgueses eurocentristas acentuadas en Bogotá, Antioquia y Cartagena.

Rafael Núñez tiene un pedestal casi de héroe o prócer. Campo Serrano en su Santa Marta obtuvo  reconocimientos en monumentos y avenidas en su honor. Juan José Nieto no corrió con la misma suerte, sin embargo, durante su ejercicio político mostró siempre posturas progresistas, trabajó por los derechos de las poblaciones indígenas, afros, por los campesinos y artesanos.

Su legado político fue ocultado, su retrato de presidente no se exhibía en la casa de Nariño, y sólo Juan Manuel Santos en 2018, ordenó su remaquillaje debido a que el cuadro original de Nieto aparecía con rostro de hombre de raza blanca.

Actualmente, gracias al trabajo encabezado por el sociólogo Orlando Fals Borda, Juan José Nieto tiene un espacio en la galería de presidentes de Colombia, oleo que muestra orgullosamente su cara afro.

Volviendo al ahora

Los tres expresidentes juntos, son colosos de la política, ejercieron un liderazgo en la fundación de la República; su protagonismo se observó en la receptividad de la clase política para encomendar los destinos de Colombia. Aunque los ideales de Núñez y Campo Serrano guiaron las propuestas económicas de un Estado centralista, sin embargo, el Caribe perdió el liderazgo político por casi 90 años; la región no fue capaz de  forjar lideres de la talla de estos padres de la República.

Por ejemplo, Juan José Nieto brilló siempre por sus propuestas progresistas provenientes de la Revolución francesa, la Revolución liberal y el proceso de independencia de los Estados Unidos de América. En ese coletazo político organizó su vida en la defensa de los derechos civiles, en la igualdad, la libertad y la justicia de la población vulnerable. Compartió y fue seguidor de las ideas humanistas de Santander.

Estas posturas pragmáticas y progresistas se sintonizan, a las del actual presidente Gustavo Petro, quien se convierte en el cuarto presidente constitucional nacido en el Caribe colombiano.