6 mil mujeres adultas, adolescentes y niñas de la comunidad Arhuaca serán beneficiadas por proyecto de equidad en salud

312

*En Colombia, el cáncer de cuello uterino es la primera causa de muerte entre mujeres de 30 a 59 años. *Este proyecto de equidad en salud busca desarrollar un modelo de atención diferencial e intercultural para la prevención y atención de cáncer de cuello uterino en la población indígena Arhuaca. *MSD Colombia hace parte de los 13 países del mundo que participan en la primera edición del Fondo Catalizador de la Equidad Sanitaria.

En el marco del programa global de responsabilidad social corporativa de MSD, la compañía apoyará a la Universidad ICESI a través de una donación para el proyecto de equidad en salud, enfocado en el desarrollo de un modelo de atención diferencial e intercultural que le permita a la comunidad indígena Arhuaca del departamento de Magdalena prevenir y acceder a soluciones innovadoras frente al cáncer de cuello uterino.

Este proyecto buscará, en primer lugar, comprender las concepciones de salud de la comunidad indígena, para posteriormente construir una propuesta educativa enfocada en la prevención primaria y secundaria del cáncer de cuello uterino y así mejorar los indicadores en salud, que van desde la prevención y el diagnóstico temprano, hasta el tratamiento adecuado y la reducción de la mortalidad. Asimismo, este proyecto velará porque las creencias y prácticas culturales de la comunidad Arhuaca sean reconocidas y tomadas en cuenta para impactar en la salud y el bienestar de la población.

“Estamos muy contentos de apoyar al ICESI, con quien avanzamos en nuestra aspiración de equidad sanitaria y en la que buscamos generar resultados de salud equitativos en todas las comunidades étnicas a las que servimos hoy y en el futuro. Sé que a través de este proyecto podremos impactar positivamente la salud de las personas, mediante un modelo que considere la interculturalidad del país y a la vez logre la prevención y acceso efectivo a los servicios de salud”, afirmó Sergey Zverev, Gerente General de MSD para Colombia y Ecuador.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, el cáncer de cuello uterino es la primera causa de muerte entre mujeres de 30 a 59 años y, anualmente, en Colombia se reporta un estimado de 4.742 casos y 2.490 muertes como consecuencia de esta enfermedad .

A nivel nacional, cuando se habla de salubridad en la población indígena, los registros son escasos. En 2016, el Ministerio de Salud reportó la presencia de 71 casos de cáncer en la población indígena, con un promedio de 19 casos entre las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios (EAPB) indígenas del país .

En el caso del pueblo Arhuaco, en 2020 se registraron 42 patologías de alto costo, donde el 62 % correspondían a diferentes cánceres y, específicamente, el 6.7 % de dichos casos fueron de cáncer de mama y de cuello uterino. De estos, el 46 % se registraron en población mayor a los 60 años, el 42.3 % en población adulta joven (29-59 años), el 7.7 % en adolescentes y, en menor medida, en la población infantil (3.85 %) .

Se estima que más de 45.000 personas pertenecen a esta comunidad aborigen de Colombia y se concentran, principalmente, en tres departamentos: Cesar, La Guajira y Magdalena. Este proyecto se desarrollará en el Magdalena, en aproximadamente dos años, y tendrá tres etapas:

  1. Diseño del programa de atención en prevención y atención en cáncer para las mujeres: en el que se evaluará de manera sistemática los factores que actúan como barreras y facilitadoras en atención de cáncer de cuello uterino. Además, se realizará un abordaje cualitativo que permita identificar las problemáticas en salud sexual y reproductiva, junto a los retos y oportunidades de intervención.
  2. Implementación del programa con la comunidad: a partir del desarrollo de una serie de actividades que capaciten al personal de salud sobre estrategias de prevención primaria y secundaria, sumadas a talleres de capacitación y sensibilización a la comunidad Arhuaca sobre salud sexual y reproductiva, y prevención contra VPH.
  3. Evaluación y monitoreo: allí se podrán identificar las oportunidades y riesgos para el programa, lo que permitirá tomar las acciones pertinentes que garanticen la sostenibilidad de este.

“Estamos seguros que este proyecto aportará a la reducción de las inequidades en salud que hay en Colombia y contribuirá en el cumplimiento de la estrategia planteada por la OMS, en la que se busca disminuir el impacto de este cáncer”, concluyó Zverev.