Después de tremenda rumba en La Picota y tras hallazgo de licor y celulares, Minjusticia cambia al director

316

*El ministro de Justicia dijo que las cárceles no son clubes de recreo y en aquellos centros donde el Inpec no pueda mantener el control se realizarán cambios importantes.

El ministro de justicia, Néstor Osuna, anunció el cambio de director de la cárcel La Picota, tras el hallazgo de más de 100 celulares y licor al interior de las celdas del pabellón de extraditables.

A través de su cuenta de Twitter, Osuna sostuvo que “las cárceles no son clubes de recreo y en aquellos centros donde el Inpec no pueda mantener el control, habrá cambio como ocurrió en La Picota”.

“No nos confundamos (…) las cárceles no son lugares de recreo, no vamos a permitir la ilegalidad, la corrupción o la violación del régimen penitenciario”, añadió Osuna.

Así las cosas, el ministro designó al dragoneante Horacio Bustamante Reyes, como nuevo director de La Picota, donde se espera mantener los operativos sorpresa y regular cualquier elemento prohibido en el penal.

Bustamante Reyes es administrador público y lleva 27 años al servicio del Inpec. En la actualidad es el director de la cárcel de mediana seguridad de Manizales, “considerada el mejor de la región del viejo Caldas”, expuso la cartera de justicia.

Las declaraciones del jefe de cartera de Justicia, se dan luego de una reunión que sostuvo con el director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), coronel Daniel Fernando Gutiérrez ante las fotos y videos de revelados por la revista Semana, que dan cuenta de una “exótica fiesta” que se habría presentado en el pabellón de extraditables de la cárcel La Picota de Bogotá.

Las autoridades iniciaron una investigación, orientada a determinar posibles hechos de corrupción que involucraría tanto a las directivas del centro de reclusión, como a guardianes del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec.

El festejo que se habría dado en el marco de las festividades de la virgen de las Mercedes, en las que también hubo agrupaciones musicales, licores importados, cigarrillos y juegos de azar.