Gobernación del Atlántico limpia 122 kilómetros de canales, para evitar inundaciones en el sur del departamento

203

*La medida busca habilitar los canales de drenaje del distrito de riego en el sur, para evitar el aumento de los niveles del Embalse del Guájaro. *El distrito lo conforman 30 mil hectáreas, que abarcan Campo de la Cruz, Candelaria, Manatí, Suan y Santa Lucía. *Los canales llevan 60 años sin mantenimiento por parte de entidades del orden nacional.

Con la limpieza de 122 kilómetros de canales de drenaje de los distritos de riego, la Gobernación del Atlántico busca evitar inundaciones, encharcamientos y afectaciones en el sur del departamento, frente a la segunda temporada de lluvias de este año que ha traído consigo grandes volúmenes de agua sobre las poblaciones afectadas.

«Seguimos trabajando sin descanso para mitigar las afectaciones de la temporada de lluvias en el Atlántico. Con la limpieza de 122 kilómetros de canales de drenaje del distrito de riego en el sur del departamento, buscamos evitar inundaciones drenando las aguas lluvias hacia el Canal del Dique. De esta forma, también reduciremos los altos niveles del Embalse del Guájaro y las comunidades que viven en la zona podrán estar más tranquilas. El objetivo es habilitar la toda la red de los canales de drenaje, a los que no se les ha hecho mantenimiento desde hace más de 60 años, por parte de la Agencia de Desarrollo Rural (antiguo Incoder e Incora), ya que estos son propiedad de la Nación», Indicó la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera.

La mandataria destacó que esta medida de contingencia se ejecuta en equipo con la CRA, Funrural, las alcaldías y en diálogo permanente con las comunidades del sur del departamento, y se espera que la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres pueda contribuir con maquinaria para agilizar las jornadas de limpieza.

«Esta acción busca evitar inundaciones y poder drenar el agua que está cayendo en los últimos días y que llevamos meses recibiendo. Según los pronósticos del Ideam, las lluvias se extenderán hasta noviembre y diciembre, y esperamos poder rehabilitar toda la red de drenaje del sur del Atlántico para drenar las aguas lluvias y los niveles del embalse del Guájaro hacia el Canal de Dique, evitando que nuestras poblaciones sufran por el volumen del agua lluvia que nos viene afectando en el departamento», afirmó la secretaria de Agua Potable, Lady Ospina.

El distrito de drenaje del sur del Atlántico lo conforman 30 mil hectáreas, que abarcan los municipios de Campo de la Cruz, Candelaria, Manatí, Suan y Santa Lucía. La Gobernación del Atlántico, en convenio con Funrural, viene adelantando las labores de limpieza y remoción de maleza y sedimentos en el canal cinco de drenaje.

De acuerdo con la gerente de Funrural, Alexandra Forero, una vez terminada la limpieza del canal cinco, se procederá a la limpieza de los canales principales y algunos secundarios del distrito de drenaje de Manatí.

Después de este proceso, la CRA habilitará la compuerta ubicada en Puente Militar del Embalse del Guájaro, para que el agua circule por el canal cinco de drenaje hacia el canal madre, que entra a la estación de bombeo de Boquitas, para evacuar por el canal de descarga al Canal del Dique. Esta labor operativa la realizará Funrural de manera controlada, para evitar desbordamientos en zonas aledañas a los canales.

Cabe resaltar que estas limpiezas no se habían hecho antes, debido a que la Agencia de Desarrollo Rural (antiguo Incoder e Incora) no apropió recursos para hacer la intervención en mantenimientos en el sistema de drenaje de Manatí, así como en las compuertas y conexiones.

La semana pasada, la gobernadora, Elsa Noguera, y los alcaldes de municipios del sur del Atlántico acompañaron a la Corporación Autónoma Regional (CRA) en la apertura controlada de las compuertas en el corregimiento de Villa Rosa, Repelón, con el fin de bajar los niveles del Embalse del Guájaro.

El director de la CRA, Jesús León Insignares, explicó a la comunidad que se «abrieron tres de las compuertas del sistema de Villa Rosa, para empezar a drenar el Embalse del Guájaro y desaguar hacia el Canal del Dique. Esto lo hacemos hoy debido a que antes los niveles del Canal del Dique no lo permitían. Si se hubiera dado apertura, iba a entrar más agua al Guájaro y la situación sería peor. Como el Canal del Dique ha estado estable y no ha aumentado en la última semana, nos permite tener 3 o 4 centímetros menos de lo que tenemos en el Guájaro, por lo que abrimos y empezamos a drenar de forma controlada y monitoreada. Se va a disminuir el riesgo y, en cualquier momento, si hay aumento de niveles, cerramos de manera inmediata», explicó el funcionario.