Niños y adolescentes piden al Gobierno y al Congreso potencializar sus habilidades a través de programas de educación con mayor calidad

134

*Un grupo de niños llegaron al Congreso para exigir que la inversión en educación pase del 0,3% del PIB al 0,7% en el presupuesto nacional. *Menos de la mitad de los niños, niñas y adolescentes colombianos reciben atención integral mientras en los países de la Ocde el 90% accede a ella. *Save the Children Colombia apoya los esfuerzos para mejorar la educación teniendo en cuenta la necesidad de fortalecer el desarrollo integral de la niñez.

Hasta la Plaza de Bolívar llegó un grupo de niños, niñas y adolescentes con la misión de elevar la voz de la niñez en la discusión del Plan Nacional de Desarrollo, cuyo primer borrador se presentó el pasado martes al Consejo Nacional de Planeación.
Unidos bajo el lema “Una Niñez Total Ya”, los niños y niñas hicieron visibles sus necesidades, que incluyen: programas intersectoriales para desarrollar sus habilidades, mayores alternativas de estudio, mejor infraestructura, más espacios deportivos y una niñez con salud mental y física, entre otras.
Por estas y muchas más razones, Save the Children Colombia, tiene el reto de seguir impulsando el desarrollo integral a través del proyecto “Cubriendo brechas para el desarrollo integral de la niñez” que busca impactar y posicionar en la agenda pública a nivel nacional y territorial el desarrollo integral.
Numerosos estudios científicos muestran la importancia que tiene el desarrollo integral durante la niñez ya que potencia las capacidades y niveles de aprendizaje en distintos entornos a lo largo del ciclo de vida.
En este sentido, la Universidad de Harvard determinó que las habilidades requeridas para el éxito académico y laboral están determinadas en un grupo de 5 habilidades holísticas: habilidades cognitivas, que potencian la concentración, la resolución de problemas y el pensamiento flexible; habilidades sociales, que empoderan a los niños para ser fuertes colaboradores y comunicadores, permitiéndoles ver las cosas desde la perspectiva de los demás; habilidades emocionales, las cuales ayudan a enfrentar los desafíos cotidianos a través del manejo de emociones; habilidades creativas, que promueven que los niños expresen, desarrollen y evalúen ideas y soluciones de manera significativa y habilidades físicas, que ayudan a nutrir un cuerpo activo y saludable para mantener el bienestar.
Con la premisa de potenciar el futuro a través del desarrollo de estas habilidades, los niños y niñas, en compañía de sus padres, profesores y otros adultos, hicieron un llamado urgente para que los Congresistas de la República tengan en cuenta la voz de la niñez en sus discursos y la incluyan de manera real en la garantía de sus derechos; a través de programas y proyectos legislativos y por supuesto en el Plan Nacional de Desarrollo “Colombia, Potencia Mundial de la Vida”, donde forman parte de la población prioritaria de inversión.
Es por esto que Save the Children quiere elevar en la agenda política el apoyo a sistemas educativos y de aprendizaje para comprometernos con el desarrollo integral. “Solo un presupuesto robusto puede contribuir a la generación de políticas públicas que permitan el cierre de brechas y el mejoramiento de la calidad educativa del país” dijo Felipe Cortes, Director de incidencia de Save the Children.