Cristian Castro Devenish: el jugador que Galapa muestra con orgullo

1092

*Este municipio admira a un excelente defensa central que se dio el lujo de debutar en primera división en un club de Europa, el Boavista de Portugal, cuando apenas tenía 18 años. *Actualmente, Cristian Castro Devenish es figura en Atlético Nacional.

Por GERMAN AGÁMEZ

Galapa, un pequeño municipio del departamento del Atlántico, muy cerca de Barranquilla, con aproximadamente 60 mil habitantes, no ha dado muchos jugadores de fútbol profesional; el más recordado es Édinson Domínguez, un destacado torpedero que fue figura en Junior y Millonarios entre los años 80 y 90.

Hoy, este municipio puede mostrar con orgullo a un excelente defensa central que se dio el lujo de debutar en primera división en un club de Europa, el Boavista de Portugal, cuando apenas tenía 18 años.

Cristian David Castro Devenish es producto del Deportivo Galapa y la Escuela de Fútbol Toto Rubio y de la mano de su tío Chedy Devenish, quien jugó en el Sporting de Barranquilla, ha logrado escalar un sitial importante en el fútbol profesional de nuestro país, defendiendo los colores del Atlético Nacional de Medellín.

Castro Devenish se define como un jugador muy técnico. “Soy derecho, pero no tengo inconveniente para jugar como zaguero central izquierdo o derecho. Además, soy fuerte en el uno contra uno, veloz en los cierres y voy bien en el juego aéreo. He anotado 3 goles en mi carrera”, apunta el zaguero galapero.

Trayectoria

Cristian Castro jugó desde muy joven, inicialmente en el Deportivo Galapa y en la Escuela de Toto Rubio, después tuvo un paso efímero por el América de Cali, donde llegó recomendado por Jesús Candanoza y luego recibió el llamado de Camilo Pérez para presentarse a Nacional de Medellín. “Allí, en el Nacional prácticamente comenzó toda mi carrera”, dice.

Sobre la posibilidad de haber jugado en el Junior de Barranquilla, Castro recuerda que, “en ese entonces siempre había peros, que por la edad, que por la estatura, porque como era más joven aún no era tan alto. Estuve en algunas convocatorias de la Selección Atlántico, pero a última hora me sacaban. Recuerdo que mi tío una vez me llevo a Junior y me dijeron lo mismo. Eso nos dio un poco duro a mí y a mi tío (Chedy) también”, señala, y agrega que, “yo pienso que lo que es para uno es para uno. Doy gracias a Dios porque llegué a un club donde me enseñaron a no bajar los brazos”.

La vida le sonrió muy temprano a Castro Devenish. Cuando tenía 17 años, sus derechos deportivos fueron adquiridos por Atlético Nacional y casi inmediatamente, un equipo de la tercera división de Portugal se interesó en él. “Se acordó un préstamo con opción de compra para ese equipo. Decidí irme y me fue muy bien. Debuté con gol y después, subimos a segunda división; Cuando me preparaba para jugar el torneo Sub 20 de clubes de Portugal, este equipo, el Boavista, me llama a formar parte de su plantilla principal. Tuve la oportunidad de jugar 34 partidos en la primera división de Portugal. Siempre fui titular y jugué contra los grandes equipos de ese país”, comenta con orgullo el jugador.

Añade que decidió ir a jugar a Europa, porque es una oportunidad que no se puede desaprovechar. “Se me dieron las cosas y todo fue más rápido de lo que pensé. Volví para unas vacaciones y después de 2 años lejos de mi familia, quería quedarme en Colombia. Como estaba a préstamo, debía regresar a Nacional y el cuadro antioqueño me pidió volver e iniciar la pretemporada, aunque había varias opciones de otros clubes del exterior. Nacional me brindó todo, me gustó la opción y no quise descartarla porque fue el equipo que empezó a promocionarme como profesional y entonces tuve un comenzar de nuevo, ahora en mi país”, dijo.

El Nacional

Cuando le preguntamos por la actuación de su equipo en el segundo semestre de 2022, Castro Devenish no oculta cierta tristeza. “Fue muy triste, porque queríamos revalidar ese título del primer semestre; veníamos trabajando bien; lastimosamente pasaron muchas cosas en el interior del club. La salida de técnicos, así como de varios jugadores, nos costó. Pero como equipo nos levantamos juntos, queríamos clasificar y teníamos la impresión de que si quedábamos entre los 8, íbamos a hacer un buen cuadrangular y a pelear el campeonato. No se dio y eso nos dejó tristes, pero ya estamos pensando en el 2023, sobre todo en la Copa Libertadores”.

Sobre los técnicos que han tenido que ver con la cerrera de Castro en el fútbol profesional en Colombia, este manifestó: Alejandro Restrepo me dio pocas oportunidades; Hernán Darío Herrera me dio un poco más de oportunidades y me hizo saber que las aproveché muy bien. Uno como jugador, independientemente de si es titular o no, tiene que estar preparado para cualquier momento; después llegó Pedro Sarmiento quien me dio la confianza y más oportunidades; me dijo que le gustaba mi juego y mi carácter y con él jugué casi toda la temporada; solo dejé de jugar tres partidos por lesión. Pablo Autuori llega y me coloca en los últimos tres partidos. Autuori me ha hecho saber que quiere contar conmigo y eso es bueno y muy satisfactorio para mí”, confiesa, y agrega que el portugués es un buen técnico. “Es un buen profesional que ha conseguido muchos títulos y tiene un gran recorrido. Es un técnico para mirar y para aprovechar”, señala.

Con relación a su estado contractual con Nacional, Castro Devenish señala que, recientemente renovó por tres años, o sea que, tiene contrato hasta el 2025.

Copa Libertadores

“En este tipo de torneos es donde hay que demostrar la casta y hacer que el equipo sea fuerte. Nos estamos preparando muy bien; hemos seguido entrenando sin parar, pensando en lo que viene; en la Libertadores y en la liga”. Así se refiere Castro al nuevo desafío del cuadro verde de Antioquia. Dice además que, “este es un equipo fuerte, de jugadores con mucha experiencia y jóvenes también, que tienen mucho talento. Yo creo que de esa combinación de jóvenes y veteranos va a salir un equipo fuerte y vamos a competir y a demostrar por qué somos el mejor equipo de Colombia y por qué hemos ganado dos copas Libertadores; tenemos mucha ilusión”, sostiene.

Cristian Castro tiene aproximadamente 67 partidos en primera división, 1.87 metros de estatura y 83 kilos de peso. En enero próximo cumplirá 22 años; Hizo parte de la selección Colombia Sub-20 que dirigió Arturo Reyes, aunque no estuvo hasta el final, ya que fue en la época en que estaba en Portugal. “Se me hizo difícil venir y estar acá con la selección”, dice. Con relación a una eventual convocatoria para la selección de mayores, Castro indica que, “cualquier jugador siempre sueña con estar en la selección de su país; en mi caso, si llega esa oportunidad, estaré listo para aprovecharla”.

Mensaje

Finalmente, Cristian Castro Devenish envió un mensaje a los jóvenes del país, en especial a los de Galapa, su tierra natal: “Les sugiero que, luchen por sus sueños porque siempre va a haber oportunidades; siempre con una mentalidad positiva, ganadora y sin bajar los brazos, sacando el pecho y agarrados de la mano de Dios”.