Nuevos retos de aprendizaje, la aventura de Participate Learning con docentes colombianos

106

*“Hay algo aquí que me encanta y es la posibilidad de capacitación constante”, comenta Viviana López, docente que participa del programa.

Viviana López

El programa ‘Participate Learning’ promueve intercambios culturales de entre Latinoamérica y Estados Unidos, pero en forma diferente: sirve de puente para generar experiencias únicas entre maestros latinos y estudiantes norteamericanos: los profesionales mejoran sus competencias y habilidades mientras los menores adquieran habilidades propias de una educación bilingüe, mientras descubren las diversidades culturales del continente.

“Siento que la compañía Participate Learning está muy bien estructurada, siempre hay apoyo para los maestros, se preocupan por mejorar como programa y es algo que he podido notar en mi segunda experiencia con ellos. He notado cómo ha cambiado todo desde el proceso de selección de maestros, hasta la preparación para viajar”, comenta Viviana López profesora que decidió vivir está aventura.

Viviana es una mujer de 39 años que actualmente se encuentra trabajando en un programa dual, esto quiere decir español e inglés. Está a cargo de quinto grado y para ella esta experiencia y oportunidad le ha permitido explorar nuevas facetas de su personalidad y retarse tanto en el ámbito personal como laboral.

“Hay algo aquí que me encanta y es la posibilidad de capacitación constante. Hay oportunidad de desarrollo profesional y eso me parece importante para los maestros. También, el trabajo con los niños es maravilloso desde lo que tiene que ver con el desarrollo de la literatura, a mí me apasiona ver cómo desde tan pequeños desarrollan ese gusto por leer, por entender, por aprender y cómo esto se hace parte de su actividad diaria” menciona la docente.

Según Viviana esta experiencia mejora la calidad educativa y de conocimientos, y resalta que como hoja de vida es una buena experiencia para quienes viajen y participen de este programa.

El programa de Participate Learning también provoca un fortalecimiento en la conexión con las raíces y costumbres de cada país, ya que los docentes de diferentes partes de Latinoamérica buscan formas creativas para mostrar a los niños de Estados Unidos y a los profesores locales las riquezas culturales que se encuentran en diferentes partes del mundo, además de poder compartir con compatriotas y otras personas que también les enseñan diferentes costumbres de sus países.

“La experiencia vale toda la pena. Enfrentarse al reto de salir de esa zona de comodidad, enfrentarse a nuevos aprendizajes profesionales y personales porque te aportan en todos los aspectos de la vida. Nuestra labor como maestros es valorada, hay un cariño genuino hacia este trabajo que hacemos y lo sientes en detalles pequeños, como que una madre te lleve café en días de invierno, vale la pena”, concluye Viviana.