Vacuna contra el Covid-19 es esencial contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), ante pico respiratorio en Colombia

206

Producto de la fuerte temporada de lluvias por la que atraviesa el país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS), en las últimas semanas se ha registrado un considerable aumento en los casos de infecciones respiratorias agudas , así como en los casos de COVID-19 en el país. Ante este panorama, la recomendación de expertos y profesionales de la salud es vacunarse para prevenir complicaciones graves en las personas que padecen condiciones médicas de alto riesgo, como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Asimismo, dado el aumento de casos de COVID-19, el Ministerio de Salud anunció una jornada de intensificación de vacunación para invitar a todos los colombianos y en especial, a los pacientes con condiciones médicas de alto riesgo como la EPOC a vacunarse y completar sus esquemas de manera prioritaria. A su vez, varias instituciones del sector salud han venido impulsando campañas como #MeVacunoDeUna contra el COVID-19, con el fin de seguir controlando la pandemia en el país durante la temporada de vacaciones y celebraciones de fin de año.

La EPOC es una afección progresiva, lo que significa que empeora a medida que pasa el tiempo. Se caracteriza porque el aire que sale y entra por las vías aéreas es menor, lo que dificulta la respiración . En general, las personas diagnosticadas con esta enfermedad tienen un riesgo más alto de contraer infecciones respiratorias . En Colombia, se estima que 9 de cada 100 personas mayores de 40 años padecen esta enfermedad. Además, en el 2020, esta afección fue la cuarta causa de muerte en el país y se estima que 38 personas mueren diariamente a causa de esta enfermedad.

La vacunación en personas diagnosticadas con EPOC es prioritaria debido a que el contagio por COVID-19 puede empeorar los síntomas habituales que produce la enfermedad, como la bronquitis y el enfisema ─un trastorno que afecta la transferencia de oxígeno y reduce la superficie de los pulmones─, al punto de provocar complicaciones que requieran de hospitalización .
De acuerdo con el doctor Diego Rodríguez, gerente médico de la Unidad de Vacunas de Tecnofarma Colombia, “aunque el diagnóstico de EPOC por sí solo no incrementa las probabilidades de contagio de COVID-19, sí aumenta el riesgo de enfermar gravemente y de presentar complicaciones causadas por el mismo virus”.

Un estudio realizado por la División de Medicina Pulmonar y de Cuidados Intensivos de la Universidad de Northwestern sobre la mortalidad por COVID-19 en pacientes con EPOC demostró que los individuos con esta condición tienen más del doble de ingresos hospitalarios que el resto de los pacientes. Asimismo, se encontró que la tasa de mortalidad a causa del COVID-19 en los pacientes con EPOC es tres veces más alta que la de los pacientes sin esta afección.

De ahí la urgencia para el estricto cumplimiento del esquema de vacunación con sus dosis de refuerzo en las personas con EPOC: “La vacuna ha probado ser muy efectiva contra las complicaciones de la insuficiencia respiratoria y el fallecimiento, y estos son beneficios que se tornan particularmente importantes para los pacientes con EPOC. En específico, las vacunas de ARNm son ideales porque pueden incluir múltiples virus y brindar una mayor protección. Además, han ayudado a confirmar que lograr la durabilidad de la respuesta inmunitaria de la vacuna es fundamental para poner fin a la pandemia» explicó el doctor Rodríguez.

Esta realidad se complejiza aún más en medio del pico respiratorio que está atravesando el país debido a la temporada de lluvias que este año se ha extendido más de lo habitual en todo el territorio nacional y que se ha evidenciado en el aumento en la cantidad de consultas externas y por urgencias por infección respiratoria aguda (IRA). Por el momento, se estima que esta situación ha afectado en un 25.1% a adultos de 20 a 39 años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud.

Hasta la fecha, la evidencia sugiere que las vacunas disponibles contra el COVID-19 son seguras y efectivas para las personas con EPOC. Además, es poco probable que la vacunación contra el virus interfiera con los tratamientos para aliviar los síntomas de esta afección pulmonar que pueden incluir terapias de oxígeno y medicación para relajar las vías respiratorias y reducir la inflamación.

Si bien, es cierto que al tratarse de una enfermedad crónica la EPOC no tiene cura , de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud su tratamiento temprano sumado a la implementación de medidas como ejercitarse, dejar de fumar y vacunarse contra el COVID-19, pueden frenar el empeoramiento de los síntomas para mejorar la calidad de vida de los pacientes.