Más allá del cáncer de mama: los 5 tipos de cánceres ginecológicos más mortales

226

*El cáncer ginecológico impacta a más de un millón de mujeres al año en el mundo y causa la muerte de más de 600.000 pacientes. *En Colombia, anualmente se presentan más de 10.000 casos de cáncer ginecológico y casi 5.000 muertes por esta causa.

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres. Representa alrededor del 28% de los casos oncológicos en Colombia y provoca alrededor de 4.411 muertes al año en el país. Sin embargo, este no es el único tipo de cáncer que afecta a las mujeres; de hecho, los casos de cáncer ginecológico han aumentado significativamente en los últimos años.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, en Colombia se registran más de 10.000 casos cada año y, a pesar de que usualmente son tratables si se detectan a tiempo, casi 5.000 mujeres mueren por esta causa.

Con el objetivo de profundizar sobre este tema, desde GSK compartimos información sobre los cinco cánceres ginecológicos más mortales:

  1. Cáncer de Cuello Uterino

En Colombia se presentan 4.742 casos nuevos de cáncer de cuello uterino cada año y 2.490 muertes asociadas. Es la primera causa de fatalidad oncológica entre mujeres de 30 a 59 años.

El sangrado anormal y el dolor durante las relaciones sexuales son las principales señales de alerta. Sin embargo, para recibir un diagnóstico certero, es clave realizar la prueba del Virus del Papiloma Humano (el principal factor de riesgo para desarrollar este tipo de cáncer), así como la citología vaginal.

  • Cáncer de ovario

Este tipo de cáncer causa 1.154 muertes de mujeres entre los 30 y 84 años y es el tercero más prevalente con 2.092 casos por año.

Las células cancerosas pueden surgir en diferentes ubicaciones del ovario y es uno de los tipos más complejos de diagnosticar debido a que sus síntomas son muy sutiles. Por esta razón, para su identificación es posible que se requiera un examen pélvico, pruebas de imagen como ecografías, tomografías computarizadas o resonancias magnéticas y, posteriormente, una biopsia.

  • Cáncer de endometrio

El cáncer de endometrio ocupa el tercer lugar en mortalidad en Colombia con 576 muertes al año y el segundo lugar de prevalencia en el país con 2.635 casos. En el mundo, las cifras anuales llegan a 97.370 defunciones.

Usualmente, este tipo de cáncer se genera tras la menopausia y algunos de los síntomas más importantes son el sangrado anormal, dolor pélvico y dolor o inflamación en el abdomen. En cuanto al diagnóstico, no existe una prueba específica para su detección temprana y generalmente la sospecha diagnóstica se basa en los síntomas presentados. La citología vaginal con la prueba Papanicolau ocasionalmente permite identificar el cáncer de endometrio en etapas iniciales.

  • Cáncer de vulva

Este tipo de cáncer es poco frecuente; sin embargo, es responsable de 134 muertes al año en Colombia, más de 170.000 en el mundo y representa el 5% de todos los casos de cáncer ginecológico a nivel global.

Se manifiesta en el exterior de los genitales y se puede presentar como una lesión. Los chequeos regulares y la colposcopia son útiles para identificar si hay cambios relevantes tanto en la vagina como en la vulva.

  • Cáncer de vagina

El cáncer vaginal causa 46 muertes en Colombia y más de 7.000 a nivel mundial al año. Este tipo de cáncer es poco común, pues de hecho en el país no sobrepasa los 150 casos y afecta principalmente a mujeres posmenopáusicas, es decir, mayores de 50 años.

En ocasiones no se manifiesta ningún síntoma; por ello, las mujeres se deben realizar los controles regulares y otros exámenes como la colposcopia para detectarlo.

Algunas medidas de prevención

  • Conocer el historial familiar de afecciones oncológicas, ya que, en el caso del cáncer de ovario, hasta el 10% de los pacientes tienen algún antecedente genético.
  • Tener hábitos de vida que ayuden a reducir los factores de riesgo. Es recomendable mantener un peso saludable, realizar actividad física, alimentarse de forma balanceada y eliminar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Realizarse controles ginecológicos periódicos, pues son fundamentales para la detección de riesgos.
  • Aplicarse la vacuna del VPH puede ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino, vagina y vulva.

Sabemos que la prevención y detección temprana del cáncer salva vidas, y desde GSK estamos comprometidos con el bienestar de las mujeres para que sean conscientes de los tipos de cáncer que pueden afectarlas y estén alerta frente a los síntomas”, afirmó Clara Inés Arango Delgado, Gerente Médico de Oncología de GSK Colombia.