Estos son los signos de alerta para identificar la anemia por deficiencia de hierro en mujeres fértiles

200

*De acuerdo con cifras de la OMS, la anemia afecta a un 30% de las mujeres menstruantes de 15 a 49 años. *Las mujeres en edad fértil tienen un mayor riesgo de padecer esta condición por las pérdidas que se presentan durante la menstruación, en especial cuando el sangrado es abundante.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la anemia afecta a un 30% de las mujeres menstruantes y en edad fértil, entre 15 a 49 años, quienes tienen un mayor riesgo de padecer anemia ferropénica por deficiencia de hierro, debido a las pérdidas de sangre que se presentan durante el ciclo menstrual. El riesgo es aún mayor para las mujeres con menstruaciones intensas o sangrado abundante, pues en ellas aumenta la cantidad de sangre que pierden durante su periodo.

La anemia es una afección en la que el número de glóbulos rojos o la concentración de hemoglobina que contienen son inferiores a lo normal, lo que se refleja en la pérdida de capacidad de la sangre en transportar oxígeno a los tejidos del organismo. La condición de la anemia es causada principalmente por deficiencia de hierro y es un proceso que puede desarrollarse lentamente, con el paso de los años, haciendo que sea difícil notar los cambios.

¿Cuáles son los signos de alerta?

Inicialmente, la anemia ferropénica puede desarrollarse de manera leve y pasar desapercibida en cuanto a síntomas. Pero en la medida en que el cuerpo se vuelve más deficiente en hierro y la anemia empeora, los signos y síntomas pueden intensificarse.

Los signos y síntomas de la anemia ferropénica pueden incluir:

  • Fatiga extrema
  • Piel pálida
  • Dolor torácico, latidos cardíacos rápidos o falta de aliento
  • Dolor de cabeza, mareos o vértigo
  • Manos y pies fríos y/o uñas quebradizas
  • Inflamación o dolor en la lengua

Tengo estos síntomas ¿Qué puedo hacer?

En caso de presentar algún síntoma, es importante no normalizarlos y acudir a un profesional de la salud cuanto antes. La consulta es el primer paso para asegurarse de recibir un diagnóstico oportuno que, por lo general, requerirá exámenes previos para medir el nivel de hierro antes de recibir un tratamiento adecuado. El tratamiento para la deficiencia de hierro puede incluir principalmente tomar suplementos de hierro y comer alimentos ricos en este mineral como pollo, lentejas, pescados, carnes rojas, fríjoles, espinaca, entre otros. Los suplementos de hierro pueden encontrarse en cápsulas, tabletas, tabletas masticables o líquidos y lo que permiten es acumular las reservas de hierro en el organismo. Como parte de las medidas de prevención la OMS recomienda a mujeres en edad fértil suplementarse con hierro 2 veces al año durante 3 meses.