En Colombia, 45.000 personas sufren cada año un ataque cerebrovascular

24/10/2021 09:08 p.m.

* Por esta situación, cada año mueren cerca de 3.000 bogotanos. *En ciudades como Medellín, Cali y Barranquilla, la mortalidad por esta patología en el último año estuvo entre los 1.000 y 1.100 habitantes.

El Ataque Cerebrovascular (ACV) actualmente representa la tercera causa de muerte en Colombia y en el mundo; así mismo, es la primera razón de discapacidad en adultos; de hecho, más de 45.000 personas sufren cada año un ACV en el país y tres de cada diez pacientes quedan con secuelas graves. Cifras alarmantes, más si se tiene en cuenta que se pueden prevenir hasta en el 85% de los casos.

Así lo afirma un reciente informe de la doctora Isabel Restrepo, neuróloga Clínica y miembro de la Asociación Colombiana de Neurología (ACN), al analizar, estudiar y cruzar información del Ministerio de Salud, el Sistema de Información Territorial en Accidente Cerebrovascular (Sitac), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre otras fuentes oficiales.

De acuerdo con la Doctora Restrepo, por Ataques Cerebrovasculares (ACV), cada año mueren cerca de 3.000 bogotanos. “Solo entre 2015 y 2020 se presentaron 15.000 fallecimientos en la ciudad a raíz de esta enfermedad”, comentó.

En otras ciudades como Medellín, Cali y Barranquilla, la mortalidad por esta patología en el último año estuvo 1.000 y 1.100 habitantes.

Así mismo, otras cifras del informe confirman que en la región suroccidental se presentan 6,8 casos de ACV por cada 1.000 habitantes, mientras que para la región oriental la cifra se incrementa a 17,2 casos por cada 1.000 personas, con una prevalencia nacional en mayores de 50 años de 19,9 casos en 1.000 habitantes.

“Estas diferencias podrían atribuirse a múltiples criterios como estilos de vida, factores étnicos, diferencias en hábitos alimentarios, acceso a la atención en salud y falta de recursos, entre otros, los cuales se encrudecieron de manera preocupante durante la pandemia”, comentó la especialista.

Cualquier edad puede ser vulnerable

Según la Doctora Restrepo, 1 de cada 4 personas mayores de 25 años en la ciudad puede sufrir un ACV; sin embargo, el riesgo aumenta significativamente con adultos que tienen más de 55 años. Igualmente, en Bogotá esta enfermedad hace parte de los ocho problemas neurológicos con mayor prevalencia, ubicándose como la segunda causa de muerte en mujeres y la tercera en hombres.

“Durante el Covid-19 el mayor riesgo de ACV se presentó en los jóvenes bogotanos, evidenciándose además una preocupante inasistencia y disminución en el número de consultas por esta enfermedad, debido al temor de contagio a raíz de pandemia, generando mayores tasas de mortalidad y más secuelas en el deterioro de la salud de este tipo de pacientes”, dijo.

Otros indicadores de la OMS indican que al año en el mundo se presentan aproximadamente 17 millones de casos de Accidentes Cerebrovasculares, de estos 5 millones (el 30%) causan la muerte y el mismo número producen incapacidad permanente.

“Más de la mitad de los decesos son consecuencia directa de las secuelas neurológicas que genera esta enfermedad: pérdida de la movilidad en una o varias extremidades, ceguera total o parcial y problemas en el lenguaje, de memoria y de concentración. De forma paralela, los pacientes pueden desarrollar depresión, ansiedad y cambios fuertes emocionales y de estado de ánimo”, explicó.  

Seis señales de alarma para reconocer a tiempo un ataque Cerebrovascular

Uno, desviación de la cara hacia un lado o cara torcida (parálisis facial); dos, alteración de la visión; tres, imposibilidad para mover un lado del cuerpo o rápida debilidad de una extremidad; cuatro, dificultad o imposibilidad para hablar; cinco, inestabilidad súbita para caminar; y seis, el peor dolor de cabeza de la vida. 

Actualmente desde la Asociación Colombiana de Neurología y la red colombiana contra el Ataque cerebrovascular (Recavar) se recomienda el acrónimo CORRE con el fin de identificar los síntomas de un ACV y consultar a tiempo. C: Cara torcida. O: Ojo (alteración de la visión) R: Rápida debilidad de un brazo o pierna. R: Raro para hablar. E: emergencias, llamar al 123.

Tomado de rcnradio.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *