Juez ordena traslado de Emilio Tapia a la cárcel ‘La Picota’ de Bogotá

8/10/2021 07:13 p.m. 

*El juez 35 de control de garantías de Bogotá ordenó que el contratista cumpla la medida de aseguramiento impuesta en su contra, en una cárcel de máxima seguridad.

Tras finalizar unos exámenes de rigor en la clínica La Misericordia de Barranquilla, el empresario Emilio Tapia fue trasladado al aeropuerto Ernesto Cortissoz para ser trasladado a Bogotá.

El contratista, quien es investigado por el polémico contrato firmado entre el MinTIC y la Unión Temporal Centros Poblados, deberá cumplir su medida de aseguramiento en la cárcel La Picota de la capital de la República.

La decisión se tomó luego que el juez 35 de control de garantías de Bogotá ordenara que el contratista cumpliera la medida de aseguramiento impuesta en su contra el pasado 24 de septiembre en una cárcel de máxima seguridad.

Esto al considerar que no existían motivos para que Tapia fuera trasladado a una guarnición militar o a la cárcel de Barranquilla como lo solicitaba su defensa.

El funcionario judicial señaló que el contratista tampoco es un funcionario público por lo que no puede ser trasladado a un pabellón especial. Para el juez, solamente en una cárcel de máxima seguridad el Inpec le puede brindar toda la protección que el procesado merece, esto teniendo en cuenta las amenazas que ha recibido en los últimos meses.

Pero no se puede aceptar que se busque la reclusión en una cárcel como si fuera un hotel. Igualmente reclamó el hecho que el nombre de Emilio Tapia aparezca en varios escándalos de corrupción en el país como lo fue el ‘carrusel de la contratación’.

“Cometemos delitos, nos condenan, reincidimos nos ponemos en riesgo nos vuelven a judicializar, nos imponen una medida aseguramiento y entonces señor Estado a manera de hotel, mándeme para Barranquilla o mejor en Cómbita; realmente es disposición del Estado”, señaló el juez de control de garantías.

“No fue la Fiscalía que solicitó la medida de aseguramiento sino es su propia conducta y su propio actuar, la que lo pone en esa condición de riesgo y que ahora termina reclamando del Estado que se adopte una serie de medidas con miras a garantizar su seguridad y además su cercanía familiar”, añadió.

El empresario es señalado de ser el estructurador de la propuesta para participar en el proceso de licitación que se adelantó para entregar un billonario contrato que tenía como objetivo llevar internet y crear zonas de conexión en escuelas de municipios apartados del país.

Tapia, quien hacía parte de la Unión Temporal Centros Poblados, habría planeado la presentación de pólizas falsas del Banco Itaú para resultar beneficiados con el contrato avaluado en 1.4 billones de pesos.

La Unión Temporal recibió 70 mil millones de pesos como anticipo para la compra de equipos los cuales nunca fueron adquiridos. Debido a este incumplimiento se ordenó la caducidad del contrato y se están adelantando los trámites para recuperar dicho dinero que estaría en paraísos fiscales.

Debido a este escándalo la Fiscalía General le imputó los delitos de fraude procesal y falsedad en documento público. Pese a que se declaró inocente el empresario está buscando un principio de colaboración con el fin de entregar información a cambio de beneficios judiciales.

Tapia ya estuvo privado de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá entre 2013 y 2014 en el marco del proceso que se le adelantó por el ‘carrusel de la contratación’. Sin embargo, luego de protagonizar una parranda vallenata se ordenó su traslado a la cárcel de Cómbita en Boyacá.

En ese centro carcelario estuvo poco tiempo puesto que se ordenó su traslado a una guarnición militar tras conocerse amenazas de muerte por la colaboración que estaba haciendo con las autoridades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *